Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

La madrastra infeliz. Unhappy stepmother.

Isabel Larraburu

La madrastra infeliz. Unhappy stepmother. PDF Print E-mail
There are no translations available.

Romántica sin remedio, corazón de modistilla para los asuntos del amor, se sentía dispuesta a la entrega sin rese rvas, ahora que había encontrado el amor de su vida. Su príncipe azul distaba un poco de lo que a su madre le habrí a gustado. Aunque ya estaba en la mitad de la década de los treinta, este sería su primer matrimonio.

Su madre sabía que por la edad, sus oportunidades no estarían exentas de complicaciones. Según ella, le iría bien un hombre un poco mayor que ella, pero mejor que no fuera soltero, los solterones tienen muchas manías, suelen vivir con sus madres y buscan a su sustituta. Lo más apropiado hubiera sido un viudo sin hijos. Pero las cosas no se dieron de esa manera. Ella se cautivó irremisiblemente de un divorciado con hijas adolescentes.

Practicante de un optimismo imbatible, se sentía la Julie Andrews de “Sonrisas y lágrimas” dispersando su amor extendido hacia sus hijastras.
Resuelta a ser dadivosa, gran amiga, comprensiva, liberal, madre suplente en caso de necesidad, compañera del padre en las labores de la crianza, apareció en la vida de las niñas como hada madrina. Siempre cargada de regalos, se preciaba de conocer el gusto de las niñas ya que su edad no era tan lejana a la suya.

 

La metamorfosis.
Con la oportuna y pertinaz contribución de la ex esposa y madre de las adorables criaturas, se transmutó repentinamente en la madrastra del cuento sin entender los motivos, sorprendida por la actitud crecientemente hostil de los angelitos. Cualquier acto que realizara, aún promovido por la mejor de las intenciones, era criticado y observado con ojos opinantes. Los querubines habían evolucionado en monstruitos. Si trataba de ser encantadora, la causa era la compra del cariño, si hacía alguna observación, la confrontaban diciéndole que no era su madre. Jamás en sus quimeras había contemplado la posibilidad de ser una madrastra de cuento.
Su marido tampoco lograba entender lo que estaba pasando porque, aunque sospechaba cuestiones de celos entre las niñas, la ex y su actual mujer, le costaba tomar partido por nadie. No podía entender que sus niñas mostraran aspectos tan desconocidos e insufribles con su mujer y, por supuesto, no toleraba que ella hiciera comentarios destemplados sobre ellas.
Enfrentarse a una situación no buscada, como es transformarse en madrastra, exige destrezas que muchas veces se tratan de improvisar, pero no sin un costo elevado para la persona y la pareja. Sugerimos algunas actitudes y conductas beneficiosas para allanar el camino.


Las razones de los hijastros.
1. Los niños pueden manifestar su rabia y frustración por la separación de sus padres siendo hostiles con la madrastra.
2. Pueden sentir celos de que la madrastra sea importante para su padre.
3. En el caso de adolescentes que han actuado como apoyo para el padre, estos pueden sentirse desplazados por la madrastra.
4. Puede causar una cierta incomodidad en los adolescentes saber que su padre tiene una vida sexual.
5. Pueden ver en la madrastra el obstáculo para que sus padres se vuelvan a unir.


Estrategias de supervivencia.
1. Definir la función que se espera de la madrastra. Si existen expectativas de que la madrastra ejerza el papel de madre sustituta, esto habría que decidirse entre los dos componentes de la pareja.
2. No aceptar transformarse en el parche que remiende la familia que se rompió. Esta expectativa no puede ser cumplida por la nueva pareja.
3. Estar atento a que los hijastros no manipulen el entorno para crear indisposición en la nueva pareja. En ese caso es bueno hablar claramente del tema entre los dos y aclarar las cosas, para después integrar a los niños.
4. Recordarles que deben respetar a la madrastra aunque no la quieran y que los dos son una pareja unida.
5. Es deseable que el padre hable con sus hijos con intimidad y profundidad sobre sus problemas de celos y rabia. Preguntarles sobre lo que están sintiendo, y ayudarlos.
6. No entrar en luchas por el poder con los hijastros.

 

 

Nuevo Libro


Atención Plena: Elimina el malestar emocional provocado por la multitarea y la dispersión mental
Ver más

Para comprar fuera de España, ver más.

Isabel Larraburu

¿Quién está en línea?

We have 44 guests online

Terapia en:

  • Español Español
  • Catala Català
  • English English
  • Français Français
  • Portugues Português

Sitios amigos

Doctoralia.es

You are here  : Home Artículos Psicología Social La madrastra infeliz. Unhappy stepmother.

DESTACADOS

  • There are no translations available.

    Revista WEB

    Mi amigo era un psiquiatra “ high achiever”, aquél que siempre se ponía el listón más alto para poder disfrutar superándolo. Obsesivo y perfeccionista, condiciones que hasta la fecha le habían hecho actuar bastante correctamente y controlar todas las situaciones de modo exhaustivo. Por supuesto tenía un super CV , las mejores notas, y todos los triunfos académicos y profesionales esperables para alguien de su edad.

  • There are no translations available.

    No publicado

    Nuestra vida está plagada de situaciones en las que se nos pasaron por alto detalles tan obvios que nos tuvimos que cuestionar para nuestros adentros si somos un poco lerdos o simplemente son los primeros síntomas de una enfermedad deteriorante. En otras ocasiones nos ocurre aquello tan típico de  solo fijarnos en cosas que casualmente nos ocupan la mente o nos preocupan.